Un folleto muy interesante- ¿Imprimir sobre papel no daña la naturaleza?

lunes, 16 de mayo de 2016

¡Hola! Hoy les traigo una entrada un poquito diferente a las demás. Resulta que, hace unas semanas, cuando fui por primera vez en el año a la Feria del Libro, me dieron un folleto. (en realidad me dieron varios folletos, pero este no es el caso!)  En la FIL suelen dar folletos interesantes, así que lo agarré y lo guardé con los demás para leerlo más tarde. Y me encontré con algo muy interesante que quería compartir con ustedes.
Acá les dejo unas fotos, pero como no se lee bien, les copio lo que dice exactamente, acá abajo.

FAIGA
Imprimir sobre papel no daña la naturaleza
¡Ayudemos a salvar el planeta!



¿Cuántas veces habrás pensado ahorrarte una impresión con el fin de salvar un árbol? 
Probablemente muchas, pero... ¿Y si en realidad imprimir una hoja salvara un árbol?

Contrariamente a la creencia popular, la producción de papel no es responsable de la preocupante deforestación en el mundo. De hecho el World Rainforest Movement establece que el 90% de la deforestación en el mundo es causada por las prácticas no sustentables de agricultura.
Esto es así porque la industria papelera utiliza como fuente de materia prima madera de bosques específicamente plantados para tal fin. Tan estricto es esto que en la actualidad existen decenas de organismos internacionales no gubernamentales que se encargan de acreditar que la producción de papel sea sustentable.
El Forest Stewardship Council es uno de los más reconocidos y, a enero de 2016, en Argentina se cuenta con 461.986 hectáreas certificadas por ese organismo. Por lo que, curiosamente, consumir más papel alentaría la expansión de estos bosques asegurados.
Además, no debemos olvidar que el papel es 100% reciclable y, lo más sorprendente, es que la fibra de papel se puede reciclar hasta 7 veces.
Contrariamente a lo que sucede, por ejemplo, con los residuos electrónicos que son de lenta degradación y en todo el mundo son los residuos de más alto crecimiento.
Según Greenpeace, en Argentina se estima que cada habitante genera 3kg. de basura electrónica por año y, más allá de algunas loables ONGs, el país no cuenta aún con infraestructura para reciclar esta clase de residuos.
Finalmente, si consideramos las emisiones de CO2, la Asociación de Empresas de Correo de la Argentina estima que la impresión y envío postal a 400km de distancia de documentación comercial, emite 28,37 g. de CO2. Mientras que el envío de un correo electrónico con un adjunto de 1 mb emite 19,6 g. de CO2. Sin embargo, el almacenamiento del papel no genera emisiones de CO2, mientras que almacenar un correo electrónico por un tiempo indeterminado en un servidor sostiene la emisión de CO2, causando mayor impacto ambiental. 

Por lo tanto, a la hora de imprimir un papel, recordá que estás optando por una opción ecológica en muchos aspectos.

¡No lo dudes! Leer un libro impreso en papel contribuye a salvar el planeta y la lectura se hace más cálida.


Me pareció algo muy interesante y, para corroborarlo y averiguar más, le consulté a mi abuelo, que sabe de estos temas y trabaja en algo relacionado con el ambiente y con los residuos electrónicos. El dijo que estaba de acuerdo y, según lo que investigué en Internet, parece que es verdad.

¿Qué piensan ustedes, lectores?
¡Cuéntenme en los comentarios!
¡Nos leemos!

Arwen

1 comentario:

  1. ¡Hola! Muchas gracias por el aporte. Yo la verdad que no tenía ni idea, pero ahora mismo estoy en un trabajo del medio ambiente, y esto me queda súper bien ;) Muchas gracias :D Besos :3

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tu comentario! 😊
Vale mucho para el crecimiento del blog, además de que es genial compartir opiniones 😉
Puedes dejar lo que quieras, yo siempre contesto. Solamente no ofendas a nadie ni hagas spam deliberadamente.
La moderación está activada por el simple hecho de que si no me pierdo sus comentarios. De esta manera me entero cuando hay nuevos y los respondo.
¡Nos leemos! 💕